LHP (vs. RHP)

Sendero mano izquierda

EL OTRO SENDERO

En la actualidad y dentro del trabajo mágico occidental, el trabajo iniciático se puede dividir en dos clases: El Sendero de la Mano Derecha (RHP de sus iniciales en Inglés: Right Hand Path) y El Sendero de la Mano Izquierda (LHP) de sus iniciales en inglés: Left Hand Path. Hay que aclarar que esta clasificación occidental es distinta de lo que se conoce en oriente con los mismos nombres y que allí está relacionado con el uso del sexo y la circulación de la energía en las prácticas tántricas. Esto y las propias matizaciones del trabajo mágico occidental han dado lugar a ciertas confusiones. En general, podríamos decir que los distintos planteamientos RHP y LHP difieren fundamentalmente en la filosofía, a grandes rasgos:

RHP que es la corriente general en el mundo actual está influenciado por los grandes movimientos religiosos y sostiene que el hombre (o la consciencia individual) en su desarrollo debe buscar la sintonía o la unión con Dios o el universo, unirse a la fuente después de haber hecho un viaje por la experiencia (creyendo o no en diversas encarnaciones). De algún modo, la perfección pre-existe en una serie de ideas originales y el ser humando, a través de su desarrollo, debe identificarse con estas ideas perfectas y materializarlas en la creación al mismo tiempo que accede a unos estados de consciencia cada vez más próximos a la fuente espiritual de la creación (Dios) para acabar fundido en ella o en éxtasis en su eterna presencia. En este sentido, el mago actúa como un canal para la voluntad divina. La formula usada es: “Hágase Tu Voluntad”.

Es la corriente vinculada a los ciclos del universo. Busca la unión transcendiendo la dualidad. Se asocia comúnmente con la “luz” del universo manifestado y el color blanco.

LHP es la corriente minoritaria y antropocéntrica. Sostiene que independientemente de las creencias o planteamientos de cómo ha sido creado el universo, quien es el creador o siquiera si existe un creador, la consciencia o Psique individual debe ser potenciada y evolucionar a su máximo potencial como una entidad separada dueña de su propio destino. En esta visión se busca no estar limitado por el universo manifestado (o al menos por “este” universo). La formula usada es: “Hágase Mi Voluntad”.

Es la corriente de los ciclos “abiertos” donde se buscan nuevas posibilidades fuera de los ciclos del universo. Busca la separación y la evolución en la dualidad. Se asocia comúnmente con la Oscuridad y el color negro que representan el espacio donde el mago crea su propia luz personal.