La tradición Mágica en occidente, arranca fundamentalmente del antiguo Egipto, con la entrada en vigor de los cultos solares (patriarcales) y la desaparición de los cultos Estelo-Lunares (matriarcales). El culto Osiriano, viene a representar a un Dios sintonizado con las cosechas, de ahí su color verde, que cíclicamente  muere y resucita. De esta época, también tenemos el mito de Tamuz e Ishtar y muchos otros. El drama básicamente, es la historia de un Dios que muere, y desciende a los infiernos, donde mora tres días y tres noches, para finalmente volver a la vida como regente del submundo.

Estos mitos están acoplados al ciclo solar; este se resume en los Equinoccios y Solsticios unidos a los puntos medios de Tauro, Leo, Escorpión y acuario, conocidos como Imbolc, Beltane, Lammas, y Shamain. El cristianismo es un relevo del culto pagano, pero cambiado de Nombre y eliminando la parte femenina (aparentemente.)

Desde el punto de vista de la Magia, este centro Solar cristaliza en la esfera de Tiphareth, que es el punto de equilibrio en todo el árbol. Los símbolos asociados son el "Niño" (el comienzo de un nuevo tipo de consciencia, desde el punto de vista de Kether), "el Dios crucificado a la materia" (el sufrimiento que es común a todo los seres vivientes), "un Rey coronado" (reclamando su Reino desde el punto de vista de Malkuth.) La enseñanza asociada a Tiphareth, es fundamental para comprender la sabiduría Oculta en occidente.

La estructura tal y como se presenta en occidente toma la forma de una enseñanza de tipo piramidal, es decir un Maestro o Iniciado que ha recorrido el sendero, por debajo de el, un sistema de grados. Este Iniciado a su vez, traspasaría su conocimiento a sus discípulos y de esta manera quedaría asegurada la transmisión de maestro a discípulo por una línea directa. Es totalmente comprensible que en esos años oscuros donde la práctica de la Magia estaba prohibida se tomaran medidas de precaución, para evitar la hoguera y la persecución.

Mas adelante en el tiempo, la estructura tomó forma de lo que se conoce como "Orden Esotérica", si bien para que esa "Orden" fuera legitima, tenia que tener contacto con los Maestros de los Planos Internos, (una especie de jerarquía que rige los destinos del mundo desde otros planos de manifestación.)

Toda esta estructura, (sistemas de grados, Maestros Ascendidos y demás) ha servido para mantener emocionalmente a los aspirantes atados a un grupo en particular, y luchar contra otros que no servían a sus intereses, declarándose cada uno como la fuente de la Iluminación verdadera y al enemigo, como diabólico, satánico o farsante (por desgracia conocemos muchos casos así.) Esto no quiere decir, que para muchas personas esta fórmula no halla sido útil, sino todo lo contrario, ya que han podido conocer de primera mano, personas que realmente si eran Iniciados y unos rituales que funcionaban.

La tendencia de estos últimos años esta cambiando, por un lado Internet donde en un instante podemos conectarnos con personas afines a nuestro interés mágico y que en condiciones normales nunca habríamos podido conocer. La inmensa red influye además en el colectivo de la raza humana en general, en el que nosotros representamos un tanto por ciento muy pequeño del Cerebro global. Nosotros somos los Chamanes de antaño, y nuestra percepción del Universo, es tan necesaria como el Físico que descubre nuevas partículas o la mujer que cuida  de su hijo.

Estamos viendo también el derrumbe de las grandes Asociaciones Mágicas, convirtiéndose en estructuras mucho mas simples (dos o tres personas pueden funcionar como célula mágica) y reduciendo la escala de grados a lo que realmente es; la ampliación de los limites de la consciencia. Vemos también, la ventajas de servir de receptáculo a un Poder en particular (el entrenamiento clásico mágico consiste precisamente en eso), pero también vemos los inconvenientes (represión de ciertas zonas de la personalidad y la individualidad.)

Asistimos a la ascensión de los cultos Estelo-Lunares (Matriarcales), pero vistos de una forma diferente, es decir vuelven pero desde una octava superior. Mas sabios, y dispuestos a compartir con los "Solares" su energía. Las técnicas orientales tampoco son rechazadas y son utilizadas para alcanzar los fines propuestos. Y finalmente, la toma de conciencia del Árbol Oscuro de la Sombras (en contraposición del Árbol de la Vida), como fuente de energía (partes oscuras de uno mismo y de la raza humana.)


                                                                                                     


                                                                 Alia  (2003 - todos los derechos reservados)