Kenneth-Steffi-Grant

UNA INTRODUCCIÓN A LA OBRA DE KENNETH GRANT- 2ª parte

Por: Michael Staley

Publicado por Starfire, «Scintillations in Mauve»Vol II, Nº 4 -2011 © Michael Staley traducido con permiso del autor por ©Alia22 – 2020. Para: www.circulodorado.com

En 1980 Kenneth Grant publicó Outside the Circles of Time (Muller, 1980; Starfire Publishing, 2008), una obra que abarca un área extremadamente extensa y expone, citando la cubierta del libro: «una red  mucho más amplia de lo que hubiéramos imaginado: una red no muy diferente de la oscuridad de H.P. Lovecraft, “la visión de  fuerzas siniestras al acecho en el borde del universo»,hay muchos hilos entretejidos en este libro, cuya hebra principal es el principio de No-dualidad:

“El mundo de lo físico no tiene existencia real aparte de su fuente noumenal. El mundo no está buscando a nadie, el mundo no sabe nada de nadie; pero la gente está buscando al mundo y no lo encuentra, porque ellos son el mundo y realmente se están buscando a sí mismos. Porque son groseros y están llenos de ruido, el mundo les parece también grosero y lleno de ruido. Se identifican con estas cualidades, porque ellos son ellas y por lo tanto no pueden controlarlas.

Sólo refinando lo grosero en lo sutil, el mundo del objeto se transforma en el mundo del subjeto, el mundo de la vigilia en el mundo de los sueños, sólo así se puede encontrar la clave del poder ‘oculto’. Esto sólo puede encontrarse en el  silencio total, cuando la mente ha dejado de pensar, cuando la boca ha dejado de hablar, cuando el ojo ha dejado de proyectar imágenes. Sólo entonces la fórmula de la unidad de sueño puede conducir al despertar total de  la ilusión de la existencia.

Por lo tanto, es necesario habituarse a la idea, vivir perpetuamente con la idea, que toda la vida de un individuo —todo lo que se puede recordar de ella— ha sido compuesta por el individuo como una obra de teatro compuesta por un dramaturgo. Se trata de una fabricación, una Isla, una mascarada o danza en la que el individuo es el único actor; e incluso este actor no es más que una figura actuando. No es real; ningún objeto puede ser real, porque no hay absolutamente nada en absoluto. Nada es Nuit, y ella precisamente no es nada  en este sentido particular más que un juego de poder (shakti) que desarrolla un drama sin fin, de luces y sombras que parece Identificarse como sujeto y objeto. Pero la objetividad es un sueño, porque no hay sujeto, no hay soñador; no hay más que  sueño. Sólo cuando esta verdad es profundamente percibida, el sueño se resuelve en su fuente, que es el bindu conocido como Hadit, en el corazón de Nuit …

Hadit se disuelve en Nuit, una cosa dentro de nada, objeto dentro del sujeto, y sujeto —finalmente— en esa absoluta subjetividad que, estando libre de la objetividad y subjetividad, sigue siendo indescriptible”.

Kenneth Grant

El libro es más famoso, tal vez, por presentar la obra de Soror Andahadna, una sacerdotisa contemporánea de Maat cuya obra tiene paralelismos con la obra de Frater Achad. Muchos thelémitas tienen problemas con el Eón de Maat. En la medida en que, cada Aeon dura 2.000 años; estamos en los comienzos del Eón de Horus, así que Maat está muy lejos todavía. Se escuchan los ecos de la famosa réplica de Crowley ante el joven Grant: «¡Maat puede esperar!». Sin embargo, el siguiente pasaje de Outside the Circles of Time pone luz en el asunto:

“Los mitos y las leyendas son del pasado, pero Maat no debe ser pensado en términos de eones pasados o futuros. Maat está presente ahora para aquellos que, conociendo las ‘alineaciones sagradas’ y la ‘Puerta entre los intersticios’, experimentan la Palabra siempre surgiendo y emanando de la boca, en formas siempre nuevas y presentes, se generan continuamente desde la mística Atu o Casa de Maat, el Ma-atu “…

K.G.

Pero el libro es mucho más que eso. Es una potente red de una serie de hilos aparentemente diversos que se unen en una sola, amplia y poderosa corriente. Aunque los libros de Kenneth Grant son diferentes de sus predecesores, Outside the Circles of Time parece anunciar un salto a una dimensión completamente diferente.

Outside the Circles of Time fue el último de los libros de Kenneth Grant publicados por Muller, y hubo un descanso de 12 años hasta 1992, cuando Skoob Publishing publicó Hecate’s Fountain. Grant había concebido este libro originalmente, como un relato de los rituales de Nueva Logia New isis. Sin embargo, como suele ocurrir, la obra tomó  impulso propio y lanzó un matiz muy diferente. El libro todavía estaba tejido alrededor de la obra de la Logia. Sin embargo, este trabajo fue ilustrado con relatos anecdóticos de trabajos específicos, demostrando en particular lo que Grant se refirió como “Tantras tangenciales”, por el cual, un trabajo mágico tiene efectos secundarios curiosos y a veces alarmantes en contradicción con su propósito inicial aparente. Kenneth Grant investigo estas anomalías llevándolas a una reacción catalítica que llamó ‘la Zona Mauve’ o Zona malva, existente entre los reinos de los sueños y el sueño sin sueño. Hay movimientos de espirales y remolinos en la Zona Malva que dan lugar a tenues espectros, sueños, imágenes que entran en la conciencia y se visten con la imaginación.

La tercera Trilogía se abre con Outer Gateways, publicada por Skoob en 1994. Este libro, continua y amplifica algunos de los temas de Hecate’s Fountain. Contiene un extenso relato de los diversos temas en el Libro de la Ley, explora la obra de Crowley en relación con Sunyavada,y tiene algunas cosas notables que decir sobre el potencial creativo de la gematría:

«Una sensación, un concepto o un número, o  cualquier objeto de hecho – no tiene ninguna relación real con ningún otra sensación, concepto o número. La relación sólo existe en la conciencia del que percibe, la conciencia que es el fondo sobre el cual todos los objetos aparecen como imágenes en una pantalla. No puede haber asociación de ideas, no hay correspondencias de ningún tipo, entre números o ideas que representan, excepto en la conciencia del  sujeto, porque no existe algo como una entidad objetiva.

Las implicaciones de estas consideraciones  son generalmente ignoradas, aunque son de enorme importancia. Los números pueden significar para el qabalista exactamente lo que desea que signifique en el marco de su universo mágico. Tienen una existencia relativa pero no tienen una realidad objetiva. Por lo tanto, los números pueden ser utilizados como un medio mágico para invocar energías específicas latentes en la conciencia del mago. En otras palabras, los números pueden ser vistos como entidades que son identidades objetivas aparentes, o personalidades, porque son uno con el poder objetivo del mago.

El poder de los números no está en los números en sí, sino siempre y sólo en el mago. Si su mente está bien sintonizada con los  números mágicos (es decir, números significativos para él) no hay límite, cuantitativamente hablando, a los mundos que puede construir a partir de sus energías (shaktis). Esta es la base de la ciencia de los números, y la lógica de la numerología como un arte creativo diferente de un indicador meramente interpretativo de probabilidades fenomenales o de lo que va a ocurrir. El mago no pretende predecir el futuro, lo que implicaría que este ya existía, sino más bien de crearlo de acuerdo con las leyes de su universo mágico. La gematría creativa es, por tanto, la ciencia y el arte de proyectar otros mundos u órdenes del ser, en armonía con las vibraciones simbolizadas por los números, que hacen que las vibraciones sean directamente visibles.«

Kenneth grant

La Gematría se utiliza a lo largo del trabajo de Grant para apuntalar la percepción que lo que ya existe, en lugar de deducir una visión en relación gematría recibida.

Sin embargo, el núcleo del libro fue sin duda Wisdom of S’lba  y los varios capítulos de análisis que se añadieron. S’lba es una transmisión fuerte, hermosa y  muy rica, recibida a lo largo de muchos años por Kenneth Grant desde finales de la década de 1930, la mayor parte de ella, “tomo tierra” durante los años de New Isis Lodge.

Hay una gran cantidad de malentendidos sobre la naturaleza de las transmisiones. No se trata simplemente de tomar el dictado de una entidad desencarnda. El contacto con lo que se conoce como los planos interiores es mucho más complejo y mucho más sutil que eso. Tomemos, por ejemplo, la siguiente nota introductoria de Grant:

“La serie de versos titulados colectivamente como  Wisdom of S’lba   no fueron escritos en ningún momento o lugar en particular, aunque el estado de conciencia en el que fueron recibidos era invariablemente el mismo. El proceso se inicia ya en el año 1939, cuando la Visión de Aossic se manifesta por primera vez de la manera descrita en Outside the Circles of Time (capítulo 8). La visión se desarrolla esporádicamente a lo largo de la época de la asociación de Aossic con Aleister Crowley y Austin Osman Spare. Pero en el aspecto dinámico del Trabajo, es decir, la integración de la Visión en un todo coherente, no ocurrió sino hasta el período de la existencia de Nueva Isis Lodge”.

En una entrevista con Skoob publicada poco antes de que Outer Gateways fuera publicado, respondiendo a una pregunta sobre S’lba, Kenneth Grant dijo: «Fue destilado”, por un proceso prolongado que se extendía a lo largo de muchos años, en los rituales intensivos realizados en la  New Isis Lodge entre 1955-1962».

Como se menciona anteriormente, Kenneth Grant expuso por primera vez en The Magical Revival su tesis de que había analogías sugerentes entre los elementos del panteón de Lovecraft y aspectos en la obra de Crowley. Hay un pasaje en Outer Gateways donde expone la idea de estas  similares «deidades» desde un punto de vista muy diferente:

«…Al igual que en otros relatos de fases inclasificables en la historia de la Tierra, el Culto de Cthulhu personifica el subconsciente y las fuerzas “fuera de la conciencia de la tierra”. Se puede decir de paso, que la verdadera creatividad sólo puede ocurrir cuando estas fuerzas son invocadas para inundar con su luz la red mágica de la mente. A efectos de explicación, la mente puede considerarse dividida en flashes en la zona malva dentro de tres salas, siendo el edificio que las contiene el único principio real o permanente. Estas habitaciones son:

1) El subconsciente, el estado del sueño;

2) La conciencia mundana, el estado de vigilia;

3)  La Conciencia trascendental, velada en el no iniciado, por el estado de sueño.«

Estos compartimentos se conciben además como conectados con la casa que los contiene, por una serie de conductos o túneles. La casa representa conciencia trans-terrestre. Las fuerzas invocadas —Cthulhu, Yog- Sothoth, Azathoth, etc— se entienden entonces, no como entidades malignas o destructivas, sino como las energías dinámicas de la conciencia, cuyas funciones son destruir el delirio de la existencia separada (las habitaciones de nuestro símil).

Kenneth Grant

El siguiente volumen, Beyond the Mauve Zone, fue publicado por Starfire Publishing en 1999. Es, como su nombre indica, una consideración más profunda de esa región entre el sueño sin sueños y el sueño que fecunda la imaginación, y en particular considera varios métodos de acceso a la Zona Malva. Hay tres capítulos sobre el rito Kaula de la serpiente de fuego, dando mucho más material al comentario iniciado de Kaula obtenido de David Curwen. También hay un análisis prolongado de Liber Pennae Praenumbra recibido por Soror Andahadna, y un relato de la obra del autor serbio Zivorad Mihajlovic Slavinski.

El último volumen de las Trilogias, The Ninth Arch, fue publicado por Starfire Publishing en 2002. Consistía en un comentario verso por verso sobre una transmisión recibida a lo largo del trabajo de New Isis Lodge, el Liber OKBISh,” El Libro de la Araña”. Esta transmisión se inició durante un trabajo mágico en el 29º Túnel del Set de Qulielfi, alrededor de 1952. El principal medio para las transmisiones fue una sacerdotisa conocida como Soror Arim. Ella aparece en la novela de Kenneth Grant Against the Light como Margaret Leesing. Ella no fue el único medio para las transmisiones, pero ella jugó el papel más relevante y coordinado con el trabajo de varias sacerdotisas de la Logia.

The Book of the Spider  es esencialmente una colección de oráculos crípticos que fueron recibidos a lo largo de varios años, y fueron dispuestos en 29 capítulos, cada uno de 29 versículos; algunos de estos versículos no se escucharon, o se perdieron, pero este es el funcionamiento básico. Un par de años después de que se recibiera la transmisión original, la Corriente volvió a activarse. Esta transmisión posterior produjo un número menor de versículos, y se organizaron en 3 capítulos adicionales, de nuevo de 29 versículos cada uno.

Las transmisiones no son  cuestión de establecer algún tipo de contacto por radio con una entidad desencarnada y de transcribir lo que va diciendo. Una transmisión puede ser a través de cualquiera de los sentidos. A menudo será intuido o sutilmente aprehendido, con la imaginación como catalizador. La imaginación no es un mero capricho o fantasía, aunque este es el significado que la palabra ha acumulado en los tiempos modernos. Ello es cósmico, aunque hay áreas individuales de conciencia de la imaginación, y son aquellas áreas alrededor del individuo de las que él/ ella es más inmediatamente consciente, y que consideramos como ‘nuestra’ “imaginación”. La verdad es, sin embargo, que no es nuestra, – sino un área común o cósmica-, un continuum, de cuyos alcances locales más cercanos podemos ser conscientes.

La transmisión toma muchas formas. Es un flujo inspirador en las áreas más personales de la imaginación, y a menudo se adorna con formas extraídas del subconsciente personal. Vemos esto en la obra de Lovecraft, por ejemplo, gran parte de su inspiración  ocurre a través del sueño, y se expresa a través de imágenes extraídas de la extensa lectura y el soñar despierto de la infancia de Lovecraft. Como la luz se refracta por su paso a través de un prisma o un pedazo de vidrio de colores, o como la puesta de sol a través de la materia atmosférica produce un desfile de colores gloriosos y conmovedores, así la transmisión de una Corriente será coloreada por las áreas personales de la imaginación por las que va pasando. El viento, por ejemplo, sólo se manifiesta en las hojas  del árbol a través del cual se mueve, los aromas que agitan, la piel contra lo que toca, las formas en las que se arremolina la arena del desierto.

En el momento en que se realizaban los trabajos de la New Isis Lodge que atrajeron y luego incubaron esta Corriente de información, la principal sacerdotisa, Margaret Leesing y otros fueron atrapados en la ficción oculta, y en dos libros en particular: Dope de Sax Rohmer, y The Beetle de Richard Marsh. Al mismo tiempo, la New Isis Lodge había desarrollado una técnica ritual mágica que implicaba la dramatización de la ficción. Como Kenneth Grant lo describe en The Ninth Arch:

“Como ya se mencionó anteriormente en la Introducción general a este libro, los ritualistas de la New Isis Lodge utilizaron ciertas novelas e historias, así como otros magos habían usado en el pasado pinturas, dibujos o composiciones musicales para afectar perichoresis (sintonización entre participantes) y encuentros astrales, ellos entraban tanto en una historia, como en una imagen determinada, una escena, un desierto, un salón lleno de gente u otro lugar. Aplicado a la novela o las historias, el proceso se desarrollaba dramáticamente como una experiencia vívida y que se vuelve sorprendentemente oracular. Nosotros usamos, principalmente, la novela de Richard Marsh “The Beetle “(El Escarabajo), y”A Tale of Chinatown” (‘Un cuento de Chinatown’) o “Dope”  de Sax Rohmer, por ninguna otra razón que porque el vidente (Skryer) había leído recientemente estos libros, y porque otros miembros de la Logia también los habían leído. El cuento de Marsh, en particular, fue elegido porque contenía el único relato publicado conocido por el actual autor de Children of Isis, y por lo tanto parecía estar en relación con la Wisdom of S’lba y con los oráculos de OKBISh”.

Kenneth Grant

Bajo estas circunstancias fue el prisma o vidrio de color, a través del cual se expresaron los versos del The Book of the Spider. Hay una referencia, por ejemplo, a personajes como Shöa  la Mujer diabólica; Sin Sin Wa, el villano e intelectual chino; Tling-a-Ling,con su familiar cuervo; Sam Tuk, con su venerado antepasado; todos estos personajes provienen del libro “Dope” de Sax Rohmer. Hay referencias a Limehouse, a Ho-Nan, a Chandu, al río Amarillo, a los senderos de amapola; todos estos son lugares extraídos también de Dope. No fueron esto simplemente ensueños; sino que las imágenes parecian derivar, cambiar, fusionarse, emerger, parpadear y retroceder. También hay referencias a personajes extraídos de otras historias, como Helen Vaughan y la Sra. Beaumont de la historia de Arthur Machen The Great God Pan. Estas son máscaras y ropajes, y  no pretenden señalar un significado profundo a las historias de donde se extraen dichos personajes. Hay referencias a escenas en la novela, como The Brood of the Witch Queen (La prole de la reina bruja) de Sax Rohmer; o personajes de las historias de Lovecraft, como Joseph Curwen en The Case de Charles Dexter Ward.

Hay mucho en los versos de The Book of the Spider (El Libro de la Araña) que se refieren a la vida de Kenneth Grant, y a veces parece como si la Corriente de información se dirigiera principalmente sobre él. Nosotros estamos hablando de una Corriente de información de energía mágica. Pero ninguno de nosotros puede expresar una verdad absoluta, sino que  transmitimos la verdad y tal como la vemos. El trabajo de un adepto es siempre en cierto sentido intrínseco a él/ ella. La luz es una, pero las lámparas son muchas, y cada lámpara transmite esa luz a su manera.

Los personajes no ficticios también están enlazados en esta tela de araña. En el transcurso del The Book of the Spider (El Libro de la Araña) nos damos cuenta de una doctrina sobre los avatares, por la cual varias personas que viven en el mismo tiempo pueden ser cada una, encarnación de una sola entidad. Como cualquiera que haya leídoAgainst the Light (Contra la Luz) sabrá, que  trata de una bruja llamada Awryd, una antepasada de los Grants que fue ejecutada por brujería en el siglo XVI. Awryd regresa, disfrazada de Margaret Leesing, Soror Arim, la vidente principal; y antes que ella, Yelda Paterson, bruja-mentora de Spare. Sin embargo, la situación se vuelve más compleja cuando varias personas que viven al mismo tiempo son avatares de Awryd, por ejemplo, Margaret Leesing y Clanda Fane, ambas contemporáneas de Grant en New Isis Lodge. Algunos de los avatares son personajes extraídos de la ficción, como Helen Vaughan en El Gran Dios Pan  de Machen, o Besza Loriel de la novela de Grant The Stellar Lode. Hay referencias a David Curwen, un contemporáneo de Grant en la New Isis Lodge que tenía un gran interés en la alquimia; y aquí es un avatar de Joseph Curwen, el alquimista cuya presencia oscura se cierne en una de las mejores historias de Lovecraft, El caso de Charles Dexter Ward.

Núcleo fundamental en la Tradición Typhoniana de Kenneth Grant

Siguiendo esta breve consideración de las Trilogías Typhonianas, ¿qué es lo que constituye el núcleo fundamental en la Tradición Typhoniana en la obra de Kenneth Grant? ‘Typhoniano’ no es una etiqueta concreta, como se ve en las entradas del Glosario para Typhon, Draco, Ta-Urt y temas relacionados, ya que hay una gran diversidad. Aunque el énfasis cambió a lo largo de los treinta años entre las publicaciones del primer y el volumen final, ninguna de estas entradas es por sí misma  definiciones de la Tradición Typhoniana. En su lugar, cada una de ellas articula una faceta de la misma, no importa cuán importantes puedan parecer esas facetas individuales a primera vista. Por lo tanto, es más fructífero no buscar una definición dura y rápida, sino permitir que la intuición detecte una consistencia y continuidad subyacentes que se ejecutan a lo largo de estos pasajes.

Si hay algo que se podría decir que caracteriza la Tradición Typhoniana, es entonces la comunicación con lo que algunos han llamado «lo de Fuera», ya sea que se considere como  más allá de “lo terrestre”, o la extensión de la conciencia más allá de la esfera de lo Humano. En este contexto, «Fuera» sólo puede ser un término relativo, ya que, desde la perspectiva del continuum de la conciencia, no hay ni dentro ni fuera.

En “Beyond the Mauve Zone” Kenneth Grant analiza el texto maatiano transmitido en el  Liber Pennae Praenumbra desde una perspectiva typhoniana, y hace la siguiente observación:

Es en este punto, en que la divergencia aparece entre el Camino de Aiwass- Lam y el de N’Aton que prefigura una futura encarnación en la conciencia humana – en otras palabras, nosotros mismos como vamos a aparecer en algún momento en el futuro. Como debería ser evidente en este momento, refutamos este postulado a favor de la noción de que la conciencia en su fase humana es un fenómeno transitorio, un simple destello en la inmensidad del espacio-tiempo (Nu- Isis). Transmisiones como las Stanzas de Dzyan, Liber AL, el Necronomicon, las nuestras, y el Liber Pennae Praenumbra mismo, NO dan apoyo a la noción de una máscara humana identificable a la conciencia perpetuándose indefinidamente. Sino más bien, para todos aquellos  cuya voluntad es hacer – como dice Nema – «el salto mutacional en el Ser en una nueva especie» debe ser preparado, para renunciar al concepto de conciencia ‘humana’ con todos sus implícitos duales.

Kenneth Grant

Las  profundidades de la conciencia son mucho más hondas y anchas que la conciencia humana normal, que como se indica en la cita anterior es transitoria y relativamente superficial. La Gnosis Typhoniana se ocupa de encontrar y explorar estas profundidades. Como Crowley comentó en un postscript en Capítulo 30 de  Magick without Tears:

«Pensé que era una buena idea  poner mi idea fundamental en una posdata; para remarcarlo: Mi observación del Universo me convence de que hay  seres de inteligencia y poder de una calidad mucho más alta que cualquier otra cosa que podamos concebir como humanos; que no se basan necesariamente en  estructuras nerviosas tal y como las conocemos, y que la única oportunidad para que la humanidad avance en su conjunto es que los individuos hagan contacto con tales seres».

Aleister Crowley

La convicción de Crowley fue que el Trabajo de El Cairo de 1904, que condujo al contacto con Aiwaz y a la recepción de El Libro de la Ley, fue la primera de una serie de comunicaciones. Afirma su creencia en Las Confesiones de que ya no había ninguna razón para dudar de la existencia de inteligencias desencarnadas, afirma:

Por lo tanto, el camino es claro para mí de presentarme y afirmar positivamente que he abierto la comunicación con una de esas inteligencias; o, mejor dicho, que he sido seleccionado por ellas para recibir el primer mensaje de un nuevo orden de seres.

Aleister Crowley

De hecho, han habido más mensajes o comunicaciones. El Trabajo de El Cairo de 1904 fue seguido siete años más tarde por el Trabajo de Abuldiz, y siete años después  por el Trabajo Amalantrah. Los tres trabajos se caracterizaron por el contacto con inteligencias praeter-humanas que impartieron información. También hubo una serie de textos transmitidos conocidos como Los Libros Sagrados, como por ejemplo los sigilos y los oráculos extraños que constituyen el Liber 231.

Este contacto tampoco se ha limitado a Crowley. Ha continuado más allá de su muerte con Liber OKBISh y La Sabiduría de S’lba, ambos unificados —como se dijo anteriormente— durante el período de actividad de New lodge Isis. Sin duda ha habido otras transmisiones, y habrá más en el futuro. Estas son incrementos en los estratos más profundos de la conciencia a la conciencia más superficial.

Además de sus Trilogías, Kenneth Grant también publicó varios volúmenes de poesía y una serie de cuentos y novelas. En 1963 vio la publicación de su primer volumen de poesía, Black to Black and other poems. Una intensa y conmovedora colección de poemas, que fue seguida en 1970 por The Gull’s Beak and other poems. Un tercer volumen fue publicado por Starfire Publishing en 2005, Convolvulus and other poems; esto incluyó los dos volúmenes anteriores y añadió un tercero, inédito, Convolvulus: Poems of Love and the Other Darkness. Este volumen incluía bocetos de Austin Osman Spare, algunos de los cuales habían sido especialmente dibujados para kenneth Grant por Spare.

Grant había comenzado a escribir cuentos a una temprana edad, escribió su primera novela a principios de la década de 1950, Grist to Whose Mill? (será publicada dentro de poco por primera vez). Otras siguieron, y fueron publicadas a partir de 1996. La mayoría de estas novelas habían sido escritas durante el período de New Isis Lodge, y revisadas antes de su publicación. Presentaban personajes muchos de los cuales se basaban en mayor o menor grado en los miembros de la Logia. Kenneth Grant da una idea de esto, en sus notas en la sobrecubierta del segundo volumen de la serie Snakewand & the Darker Strain:

“Estas historias, y otros cuentos de esta serie, fueron escritos a raíz de los rituales realizados durante un período de siete años en la New Isis Lodge. Fueron muchos los magos y médiums que pasaron por la Logia, y algunos de ellos aparecen en la serie de cuentos. Es posible que sus personalidades mundanas no parezcan raras en un vistazo rápido, pero cuando se prologan en el tiempo uno se da cuenta, de las perspectivas únicas que sus roles mágicos crearon para ellos, logrando una apoteosis, una epifanía.  Este extraordinario fenómeno demuestra la profundidad de la naturaleza humana, que es capaz de escalar y de comprender, en el frenesí delirante inspirado por su arte. Estos cuentos además están orientados “al otro lado de una realidad” que rara vez se vislumbra fuera de un círculo mágicamente cargado”.

Kenneth Grant

Aunque sentía devoción por Crowley, Spare y  muchos otros místicos y ocultistas cuya obra le había influido a lo largo de su vida, Kenneth Grant nunca fue un seguidor, sino que, por el contrario, creó su propio camino a partir de una serie de influencias, que fueron transformadas a través del crisol de su propia experiencia mística y mágica. Él era muy consciente del principio de parampara o linaje espiritual, por el cual es responsabilidad de un iniciado desarrollar el trabajo de su predecesor, siendo el predecesor en este caso, Crowley. En el curso de este desarrollo, se abren nuevas vías de enfoque, mientras que se constata que otras que son quizás ahora redundantes y no tan importantes. De esta manera, un cuerpo de trabajo es un ser vivo, desarrollado por sucesivas generaciones de iniciados.

El trabajo de Kenneth Grant fue rico, diverso y ecléctico, tejido de muchas hebras y destilado de muchas fuentes. Sin embargo, su principal influencia fue Crowley, y Thelema está en el corazón de su trabajo. A raíz de su muerte, la tarea inmediata es asegurar que toda su obra publicada esté una vez más impresa y fácilmente disponible, y continuar con la explicación de los principios que subyacen a su obra. Más allá de eso, sin embargo, el conjunto del trabajo que desarrolló, a su vez, continuará, se realizara y se reorganizara por los que lo siguen. Este es el mayor testamento que cualquiera de nosotros puede esperar.

Me gustaría cerrar este pequeño trabajo preliminar, con un pasaje de la Introducción Outside the Circles of Time. Aquí, Kenneth Grant da una idea de los objetivos de su trabajo; el pasaje en cuestión es preciso y bellamente expresado:

«Un último punto es importante aclarar, no como excusa. No es mi propósito tratar de probar nada, sino que mi objetivo es construir un espejo mágico capaz de expresar algunas de las imágenes menos esquivas que son vistas como sombras de un eón futuro. Esto lo hago por medio de la sugestión, la evocación y por esos conceptos oblicuos y «entre-penumbra» que Austin Spare definió como «ninguno de los dos”. Cuando esto se entiende, la mente del lector se vuelve receptiva a la afluencia de ciertos conceptos que pueden, si se reciben sin distorsión, fertilizar las dimensiones desconocidas de su conciencia. Para lograr este objetivo hay que evolucionar en una nueva forma de comunicación; el lenguaje en sí tiene que renacer, revivirse y darle una nueva dirección y un nuevo impulso. La imagen verdaderamente creativa nace de la imaginación creativa, y esto es, en última instancia, un proceso irracional que trasciende la comprensión de la lógica humana.

Es bien sabido que científicos y matemáticos han evolucionado hacia un lenguaje  críptico, un lenguaje tan esquivo, tan fugitivo, y sin embargo tan esencialmente cósmico que parece un modo de comunicación casi cabalista, ¡a menudo malinterpretado por sus propios iniciados! Nuestra posición no es tan desesperada, ya que estamos tratando principalmente con el complejo cuerpo-mente en su relación con el universo, y el aspecto del cuerpo está profundamente arraigado en la base de los sentidos. Nuestras mentes pueden no entender, pero en las capas más profundas de la subconsciencia donde la humanidad comparte una cama común, hay un reconocimiento instantáneo. Del mismo modo, que un mago idea su ceremonia en armonía con las fuerzas que quiere invocar, por lo que debe prestar una atención considerable a la creación de una atmósfera adecuada para sus operaciones. Las Palabras son sus instrumentos mágicos, y sus vibraciones no son arbitrarias, sino que son una elaborada sinfonía de reverberaciones tonales que desencadenan una serie de ecos cada vez más profundos en la conciencia de quienes lo escuchan.  No se puede exagerar o sobreestimar la importancia de esta forma sutil de alquimia, ya que está en los matices, y no necesariamente en los significados racionales de las palabras o números empleados, que utiliza. Además, es muy frecuente que, en la sugerencia de ciertas palabras no utilizadas, pero indicadas o empleadas por otras palabras que no tienen relación directa con ellas, estas son las que producen definiciones más precisas. A veces la realidad de un edificio construido, solo se ve por la arquitectura de la ausencia, por lo que el edificio real está a la vez revelado y oculto por una estructura extraña rodeada de probabilidades. Éstas son muchas, y es la facultad creativa del lector, despierto y activo, la que puede llenar la casa de significados. Entonces, este libro puede significar muchas cosas para muchos lectores, y cosas diferentes para todos; pero para ninguno puede significar nada en absoluto, porque la casa se construye de tal manera que no hay nada puede perderse.

Kenneth Grant

UNA INTRODUCCIÓN A LA OBRA DE KENNETH GRANT- 1ª parte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.