dioses griegos y deporte

DIOSES GRIEGOS Y DEPORTE

Valentín Basileus

 

INTRODUCCIÓN

El deporte se define como “actividad física ejercida como juego o competición sujeta a normas, cuya práctica supone entrenamiento y buen estado físico”. Su existencia conocida se remonta a unos 4000 años A.C, practicándose ya en China y Egipto.  En esencia implica competitividad y ello a su vez entrenamiento y mejora vital.  El entrenamiento tiene una dimensión física que en muchas épocas ha sido sobre enfatizada, pero también implica una dimensión psicológica y vitalista, que es el objeto de estudio en este ensayo.

Existen muchos antecedentes sobre el asunto de usar técnicas energéticas o mágicas para mejorar la vitalidad y el rendimiento físico. Por ejemplo, ciertas artes marciales, tales como el Aikido en su forma original, hacen uso del control de la energía vital que ellos llaman “la fuerza del Ki”.

También algunos magos de Occidente, como por ejemplo A. Osman Spare, han experimentado con la posibilidad de aumentar la energía física por medios mágicos.

La actividad física siempre ha sido para mí una necesidad vital para la conservación del bienestar físico y emocional. Así que, tras meditar sobre estas consideraciones, decidí iniciar un experimento para crear mi propio programa de mantenimiento personalizado, haciendo uso de técnicas mixtas mágico-físicas.

En los círculos esotéricos es bien conocido el tópico de que la estructura del cuerpo físico es mantenida por una red sutil de bioenergía que los cabalistas consideran  el vínculo entre los planos de existencia representados por Malkuth y Yesod.

El ejercicio del Pilar de Medio y de la luz entretejida tal y como se describe en los escritos de  I. Regardie, establece un vínculo entre la imaginación visual y el cuerpo de luz, de forma que no solo  desarrolla el poder mágico, sino que  además pueden modificar los vehículos  energéticos.  De esta forma, si la técnica es correcta, se puede fortalecer la red de energía vital cuyo deterioro lleva al envejecimiento y la pérdida de energía física.

TÉCNICA APLICADA

Así pues dado que estoy familiarizado con el Árbol de la Vida y con diversos panteones, me propuse diseñar un método para modificar mi propia energía, con el objetivo de obtener una influencia en el cuerpo físico que facilitase tanto la conservación vital, como la práctica de determinados deportes.

Para ello me basé en la técnica del Pilar del Medio y la asunción de imágenes mágicas.

En líneas generales la técnica consistió en la proyección del árbol de la vida con sus senderos dentro de mi propia aura, invocando aquellas figuras mágicas correspondientes al sephirath más adecuado según la habilidad física que quería desarrollar.

Diez minutos antes de cada sesión de entrenamiento realizaba el ejercicio del pilar del medio, haciendo la circulación de la luz tal y como está descrita en los libros clásicos sobre el tema.

Luego, visualizando en el aura el color del sephirath implicado, hacía una invocación de una forma divina mediante la visualización de la imagen mágica adecuada y una petición de las cualidades deportivas relacionadas con dicha imagen.

Las imágenes mágicas usadas se tomaron del   panteón griego, ya que están bien establecidas en el alma grupal mediterránea y además los dioses olímpicos tienen buena afinidad con el deporte.

Luego tras volver al estado de consciencia normal, el entrenamiento se realizaba siguiendo una rutina deportiva estándar, mientras escuchaba música en consonancia con la energía trabajada. La música era evocativa pero su uso fue puramente motivacional, a fin de que actuase como estímulo subliminal. Para ello utilicé un mp3 con auriculares con la intención de aislarme en lo posible del entorno ruidoso. Cada sephirath se usó durante un periodo de un mes, tras el cual pasaba al siguiente adaptando el entrenamiento.

A continuación voy a hacer un breve recorrido por los diversos sephiroth dando un bosquejo de algunas facultades, que según mi experiencia, es posible desarrollar con cada uno de ellos.

SEPHIROTH  Y  DEPORTES

MALKUTH

Es el sephirath de la fuerza y la resistencia física por excelencia y como es bien sabido, se corresponde con el elemento tierra. Yo usé la imagen de Gea o Gaia, “la diosa de amplio pecho, y de sólidos cimientos”. Es la más antigua de todas las diosas, y madre de todas las cosas. Por lo tanto nos sintoniza con la Naturaleza y con el aura planetaria de la que recibimos sustento energético. En consecuencia, Malkuth aumenta la resistencia y es recomendable para deportes de gran fondo.

YESOD

Es el centro de poder etérico del Árbol de la Vida. Allí encontramos la energía que mantiene en su sitio  la armazón del universo físico.  Se atribuye a Yesod  la imagen de un poderoso hombre desnudo,  por lo que las imágenes a evocar pueden ser  la de Atlas, el titán que mantenía la tierra separada del cielo y también Heracles el semidiós de la fuerza heroica. Dado que a su vez Yesod rige los genitales, la activación de estas imágenes puede provocar un aumento de secreción de los andrógenos propios, que se manifiesta, entre otras cosas, como aumento de la masa muscular. Es por tanto adecuado para halterofilia y deportes de fuerza.

HOD

Aquí por supuesto el Dios invocado fue Hermes. Sus características aéreas de agilidad y rapidez incrementan estas facultades permitiendo mejorar en atletismo, deportes de pelota y deportes de deslizamiento terrestre o aéreo.

NETZACH

La diosa Afrodita introduce un elemento de belleza y arte, convirtiendo en un placer realmente sentido el fitness, la gimnasia rítmica,  y las actividades que se benefician en general de la música motivacional deportiva.

TIPHARETH

El poderoso Apolo y su hermana Diana son  certeros con sus arcos y sus flechas. En general los deportes de tiro al blanco y lanzamiento mejoran con su invocación. Además la acción equilibradora de Tiphareth tiene una aplicación inesperada,  mejorando  las tendinitis y otras lesiones deportivas.

GEBURAH

Obviamente es el  sephirath de los  deportes de contienda. Todas las artes marciales y deportes de lucha tienen aquí cabida. Según mi experiencia hay que ser cauto con la imagen mágica a elegir. La utilización de Ares puede parecer obvia, pero en mi experiencia no fomenta precisamente  la precaución y predispone a los accidentes y lesiones. Además en la competición puede ofuscar  el sentido común y causar violencia excesiva. En su lugar  se pueden usar las imágenes de los semidioses guerreros o  héroes vencedores de monstruos, tales como  Aquiles o Teseo.

CHESED

La imagen mágica que usé fue la de  Zeus. Genera aumento de masa muscular y da mucha fuerza. En mi caso parece que equilibró el sobreesfuerzo generado por  Geburah, intercalando un periodo de descanso que me sentó bien  y durante el cual la fuerza aumentó  por recuperación de la fatiga muscular, pero no sirve para competir ya que tiende a no tomar nada en serio  y a la larga uno se vuelve  demasiado comodón.

DAATH

Durante algún tiempo me pregunté de qué serviría energetizar los centros de la garganta y tercer ojo desde el punto de vista deportivo.La imagen mágica usada fue la de Palas Atenea.

Mientras entrenaba acudían a mi cabeza toda clase de deportes raros y de riesgo. El puenting, el vuelo sin motor, etc. Sin duda que los alpinistas se beneficiarían de la “visión sobre el abismo” propia de este punto vacío. Pero ¡cuidado!,  que entran ganas de volar para tener experiencias nuevas… También aparecen  ahí las formas novedosas de entrenamiento.

BINAH

Dado que tradicionalmente se asocia a este sephirath con Saturno-Cronos, yo esperaba algún tipo de  detención o retraso en el entrenamiento. Sorprendentemente fue todo lo contrario. Cronos se comportó más bien como un “viejo entrenador con experiencia”.

El cuerpo pareció cambiar y conformarse a la nueva actividad, de manera que si no entrenaba me sentía fatal, me dolía todo y tenía una especie de “síndrome de abstinencia de endorfinas”. En consecuencia  aumenté él entrenamiento a un día más a la semana yendo a correr los sábados o a hacer senderismo los domingos.

CHOKMAH

En este punto pensé en usar la imagen de Urano, el  padre primigenio, pero como fue un dios castrado y derrotado, pues no me cuadraba. Así que  después de pensarlo mucho me decidí por la imagen de Pan. Puede parecer raro, pero el poder generativo tiene mucho que ver con esta entidad que si bien genera “pánico” en los pusilánimes, sin embargo era fuente energía y fertilidad por ser un canal de la fuerza pura primordial. Aquí comprobé que durmiendo la siesta aumentaba mi rendimiento deportivo por la tarde y despertaba antes y más descansado por la mañana.

KETHER:

Aquí no usé imagen mágica. Se cambió la imagen por una cenestesia de energía básica.Notaba corrientes de fuerza que circulaban por mi cuerpo y para mi propia sorpresa comencé a tener experiencias místicas y visiones extáticas mientras entrenaba. Fueron entrenamientos “gloriosos” que he disfrutado muchísimo.

 

Por último, los efectos concretos, valorados al cabo de un año y objetivados por un buen entrenador, fueron cambios rápidos en el cuerpo, perdida de grasa, mayor bienestar físico y  aumento de fuerza y resistencia en un grado que no era de esperar en una persona de una edad más bien  madura. Pero quizás eso sea lo de menos.

Yo sé que “en la cocina, también entre los pucheros anda el Señor”, pero jamás habría imaginado que el deporte pudiese generar tales estados de consciencia y solo por tener dichas experiencias pienso que el esfuerzo realizado ha merecido la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *